Biblioteca Nacional
 

Esta espectacular obra de los Arq. Clorindo Testa, Bullrich y Cazzaniga de Bullrich, inaugurada en 1992.

Se accede por amplias escalinatas, desde las calles Austria o Agüero, a la explanada desde donde puede obtener hermosas vistas hacia Libertador y los parques. Lo que aparece de este edificio, es la emergente de una superficie mayor, ya que fue concebido como formando parte de un parque público comprendido entre a Av. Libertador y la Av. Las Heras, con tres subsuelos incorporados a la barranca. La totalidad se extendería por debajo del parque, resultante de la demolición de los actuales edificios. Así los depósitos de libros, con una capacidad de 5.000.000 de ejemplares, permiten conservarlos en buenas condiciones de temperatura y humedad constante, sin la incidencia del sol.

Los cuatro apoyos del edificio incluyen circulaciones verticales hacia las salas de lectura y exposición, y un salón de grandes dimensiones, desde donde podrá obtener hermosas vistas de los alrededores. Su construcción duró más de 30 años, (con largos períodos de inactividad) y se encuentra asentada sobre un parque que forma parto de lo que fue la Residencia Presidencial hasta 1955, cuando fue removida durante los acontecimientos de la Revolución Libertadora y luego trasladada hacia el actual lugar en Olivos.

La Biblioteca Nacional fue fundada como Biblioteca Pública por la Primera Junta de Gobierno en 1810, designando a Mariano Moreno como su protector. Luego de la Federación de la ciudad pasó a denominarse Biblioteca Nacional. El primer Tondo bibliográfico lo integraron la Biblioteca del Obispo Dr. Manuel de Azamor y Ramírez, la librería del Real Colegio de San Carlos, las bibliotecas personales de los canónigos Chorroarim y Segurola, del Gral. Manuel Belgrano, el Dr. Miguel 0'Gorman y el poeta Manuel de Lavarden. También se incrementa por donaciones, canje y compra, pero su principal fuente de alimentación es el Depósito legal, que establece la donación de 1 ejemplar de cada autor que registre una obra editada. Distintos sistemas de catalogación han sido adoptados según las épocas. La clasificación francesa Brunet, la de la Biblioteca Apostólica Vaticana y reglas de catalogación angloamericanas. Esta biblioteca llevará aproximadamente 5 años mudarla y catalogarla con los nuevos métodos computarizados, y será inaugurada en sucesivas etapas, con distintas salas y servicios.

Se puede consultar la Hemeroteca, formada por los diarios y revistas nacionales y provinciales. Ella está equipada con una sala de lectura informal, con acceso a revistas actuales que el lector puede consultar directamente. Otro sector con estantería abierta, con encuadernaciones de diarios y revistas, salas de lectura general de publicaciones antiguas y microfilmes con acceso a investigadores. También puede visitar salones de exposición, que muestra material de la zona de reservados exhibido periódicamente. Piezas de gran valor conforman el Tesoro de la Biblioteca, con ejemplares de las primeras imprentas de 1450, la Ira. edición del Quijote, manuscritos de José Hernández y Ricardo Güiraldes, el escritorio de Borges, etc. Se organizan visitas guiadas por el edificio, programadas con anticipación, donde encontrará el Auditorio Jorge Luis Borges, de área exposiciones bibliográficas Leopoldo Marechal, Sala País Federal con vistas panorámicas hacia el río entre otras.