Centro Cultural Recoleta

 

 

 

Habilitado en el antiguo convento construido por el Hno. Blanqui hacia 1732. Fue remodelado en 1858 y ampliado con nuevos pabellones (obra de Juan Buschiazzo) destinados a asilo de ancianos y, más tarde, de mendigos. Aquí Santiago de Liniers veló las armas toda la noche en 1806, implorando la protección de Dios para liberar a Buenos Aires de los ingleses. En 1827, en este lugar se celebró el regreso triunfal del Almte. Brown después de la victoria de Juncal.
En 1979 se realizó el reciclaje, convirtiéndolo en Centro Cultural, obra de los arquitectos Bedel, Benedit y Testa. Rescataron los claustros coloniales y los pabellones del siglo XIX del asilo.
Por el hall de entrada, el acceso izquierdo lleva a los antiguos Claustros Coloniales, que rodean los patios de los Naranjos y de la Fuente. El largo pasillo conduce a las Salas de Exposición, donde permanentemente se renuevan muestras de los últimos acontecimientos artísticos, concursos y premios. En los patios se desarrollan diversas actividades especialmente a la llegada de la primavera-, como funciones de teatro para niños y conciertos con un sentido abierto a la participación del público.
Desde el hall de entrada, por la escalera, se llega al Museo de Artes Plásticas Eduardo Sivori, cuya sede principal se encuentra en el Teatro San Martín, en la Av. Corrientes y tiene aquí una sala de exposiciones.
Desde el hall a la derecha, la calle central o Patio de los Tilos, a lo largo de la cual se organizan exposiciones al aire libre. Las construcciones a la derecha son los pabellones del siglo XIX. La ex capilla del asilo es el Auditorium, que conserva sus puertas centrales originales; se le ha sobrepuesto, con un diseño muy especial, una platea que crea debajo un espacio de reunión alternativo; puede alojar hasta 300 personas. Desde el patio puede accederse a la terraza, con vistas panorámicas de la ciudad y también del Cementerio.
El Centro tiene también un Espacio de Lectura, con libros, revistas y catálogos de arte de muestras desarrolladas en los distintos museos de la ciudad.