Confitería del Molino
 

Hacia 1850 funcionaba en la esquina de Federación y Garantías (hoy Rivadavia y Rodríguez Peña) la denominada Confitería del Centro. Sin embargo, la presencia del primer molino harinero que se instaló en Buenos Aires, llamado "molino a vapor de Lorea", sirvió de punto de referencia y condujo a cambiarle el nombre por el de "Antigua Confitería del Molino". Al iniciarse en 1905 la construcción de la Plaza del Congreso, la Confitería del Molino se trasladó a su actual ubicación.

La construcción del nuevo edificio se realizó entre 1914 y 1917 y estuvo a cargo del arquitecto italiano Francesco Teresio Gianotti. Es un ejemplo relevante de la arquitectura antiacademicista del estilo "art nouveau", edificio de vanguardia de la belle époque.

Consta de salones para fiestas y tres subsuelos en los que se instaló una planta de elaboración integral, con fábrica de hielo, bodegas, depósitos y taller mecánico, modelo de la época.

El resto es un edificio de rentas, conformado por departamentos para viviendas u oficinas. Su proximidad con el Palacio Legislativo lo ha hecho testigo de innumerables manifestaciones de la vida cívica y de la evolución institucional de la República, que evocan épocas de esplendor en que una arquitectura suntuosa y pródiga trataba de reflejar las ansias de perduración de aquella grandeza. Sus salones reunieron personalidades de la vida social, artística, intelectual y política de envergadura nacional e internacional.