Turismo en Argentina
Buscar Informacíon
Información general del país
San Antonio de Areco
 
   Luján
   Pilar
   San Andres de Giles
   San Antonio de Areco
   Mercedes 
 
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Vinos Argentinos
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jesuitas
   Parques Nacionales
 
 
San Antonio de Areco y las tradiciones gauchas
Veterinaria en San Atonio de Areco















Iglesia de San Antonio de Areco















Ingreso a Museo Ricardo Güiraldes















Museo Ricardo Güiraldes















Museo Ricardo Güiraldes















Plateria en estancia La Porteña















Ex-Usina de San Antonio de Areco















Pulperia La Blanqueda















Estancia La Porteña















Museo Ricaro Güiraldes















Artesano en su taller en San Antonio de Areco















Almacen de Campo en San Antonio de Areco














 
Visita a uno de los más completos cascos históricos en la proximidad de Buenos Aires, para tomar contacto con las tradiciones gauchescas, sus artesanías y actividades.
Esta a 110 Km . desde Buenos Aires por RNB, descripta en Ruta del caballo la RN 8 . Estación de peaje antes de llegar a Areco. Viaje por el día, puede hacer pic-nic al borde del río o almorzar en la zona.
 
Por el trayecto descrito en el Ruta del caballo la RN 8 o como continuación del Paseo Pilar, los deportes de a caballo llegará luego del cruce con la RP 41 a un ensanche de la ruta; a la izquierda, acceso por boulevard a San Antonio de Areco.
 
San Antonio de Areco
 
Fue fundada sobre mercedes de tierras que fueron desarrollando el pago de Areco, al ir creciendo a lo largo de la cuenca del río desde sus nacientes hasta la desembocadura, abarcando Zárate, Campana, Carmen de Areco y Baradero.
 
Estancia del Río Areco
 

Esta estancia fue propiedad de Rosa de Giles y Sosa Montalve, casada con José Ruiz de Arellanos, fue sobre sus campos, poblados de miles de cabezas de ganado, que se fundó el pueblo.
El río Areco le sirvió de límite natural; la casa de la estancia estuvo cerca de la actual plaza. Después de 1714 estas poblaciones sufrieron fuertes ataques indígenas.
La angustia provocada por estos hechos dio origen a la fundación de una capilla hacia 1728. El tejido urbano se desarrolló dejando libre la ribera del río, ya que José Ruiz de Arellanos pensaba que debía quedar al servicio público en sus diversas aplicaciones, de manera de facilitar los caminos costeros y la apertura de balnearios. La construcción de la capilla, el establecimiento de postas y la creación del fortín San Claudio de Carmen de Areco, aceleraron el desarrollo en la zona. No obstante, sería otra la estancia que definiría el perfil fundacional y cultural del lugar.

 
Estancia La Porteña
 

Fue llamada así en homenaje a la primera locomotora argentina y fundada por descendientes de Ruiz de Arellanos, perteneció a la familia Guerrico. Heredada por Manuel José Güiraldes, intendente de la ciudad de Buenos Aires en el año del Centenario de Mayo, fundador y Pres. del Jockey Club Argentino, presidente de la Sociedad Rural Argentina, senador y hombre de destacada actuación pública. Hizo de este establecimiento uno de los más avanzados en la producción rural de principios de siglo. El casco posee bellas construcciones de fines del siglo y se encuentra localizado en medio de una parquización centenaria diseñada por Carlos Thays. Recibió como huéspedes a importantes figuras del momento, entre ellos el pintor Pedro Figari, quien realizó allí muchos de sus cuadros, entre los que se encuentran los exhibidos en el Museo Ricardo Güiraldes.

 
Desde RN8, un ensanchamiento marca el acceso a la ciudad hacia la izquierda. A la derecha, en la primera calle asfaltada que cruza casi inmediatamente, seguir hasta la última, Laplacette, que luego cambia de nombre por Lavalle. Es éste el mejor acceso, pues lleva hasta el casco histórico, donde casi todas las casas tienen una placa que registra su historia. Por Laplacette girar hasta Bolívar unos 300 m y, en esa esquina, sobre mano derecha, como lugar significativo la Quinta Guerrico .
 
Quinta Guerrico
 
Esta casa con torrecita en la ochava y balcón perimetral con rejas, fue el lugar donde se encendieron por primera vez los fogones de las fiestas de la tradición; fue durante más de 30 años el lugar de reunión de paisanos y puebleros. En la esquina que está en diagonal, se ve la Casa de Doña Dolores Goñi de Güiraldes la madre de Ricardo Güiraldes.
 
Casa de Doña Dolores Goñi de Güiraldes
 

Su estilo colonial con galerías y el volumen del primer piso con aire de mirador, cornisas y sencillez de detalles, fue diseñada por María Almonacid de Ezcurra. Más adelante llegará a la Plaza Arellano.

 
Plaza Arellano
 
Esta Plaza con calles adoquinadas y a su alrededor, las hileras de plátanos dejan ver casas de fines del siglo pasado y principios del actual. Algunas sin ochavas, de hermosas proporciones y lindas rejas. Entre los árboles de la plaza destaca una antigua a imponente GraviIlea, árbol australiano de follaje como helecho y hermosísimos racimos de flores naranjas que aparecen en noviembre.
 
Iglesia Parroquial San Antonio de Padua
 
Esta Iglesia esta dedicada a San Antonio de Padua, fue construida como capilla en 1728, en adobe crudo y cubierta de teja; luego le sucedieron una primera y una segunda construcción; la tercera fue la propuesta por Manuel José Guerrico. El arquitecto Enrique Hunt, contratado como asesor, aconsejó demoler la existente y construir una nueva, colocándose su piedra fundamental en 1869. A la izquierda encontrará la Antigua Municipalidad.
 
Antigua Municipalidad
 

Este edificio además de ser sede de gobierno abrió sus salones a numerosas exposiciones; entre ellas la que dio origen, en 1936, a la creación del Parque Criollo, luego Parque Gauchesco Ricardo Güiraldes.

Continuando el recorrido hacia la izquierda, en la otra manzana, algunas viviendas de principios de siglo forman continuidad y se enlazan con las de la esquina siguiente, recreando la atmósfera de tiempos pasados. Una fue de Evita Mossetti, la mujer que imprimió la primera tirada de 30 ejemplares de Don Segundo Sombra. Continuando alrededor de la plaza, el edificio del Palacio Municipal.

 
Palacio Municipal
 

Esta antigua residencia de la familia Laplacette, construida en 1885, con líneas italianas. En la segunda esquina, enfrentada, la Casa de los Martínez típica casa de altos en esquina, perteneciente a una de las familias del lugar, cuyos miembros tuvieron destacada actuación pública. Se distingue por la construcción sin ochavas y el balcón en lo alto. Allí había existido la casa de la primitiva estancia de José Ruiz de Arellano.
Por la calle Arellano a la derecha y luego a la izquierda, señalizado, llegará al Centro Cultural Ex-Usina .

 
Centro Cultural Ex-Usina
 
Este edificio reciclado que presenta salones de exposición. Por Arellano, derecho, llegará al río y, bordeándolo, encontrará hacia la izquierda y derecha una zona de parrillas, donde podrá disfrutar de un asado criollo. Hacia la derecha, siguiendo el asfalto, cruzar el río, seguir unos 400 m y doblar a la izquierda; avance otro tramo de 400 m y se encontrará frente al Museo Ricardo Güiraldes.
 
Museo Ricardo Güiraldes
 
Fue creado en 1933 por iniciativa del Dr. Manuel Fresco, Gdor. de la Pcia. de Buenos Aires, y su ministro de Obras Públicas, Ing. José María Bustillo, sobre un campo de 38 há, con distintos ejemplares de la flora autóctona, el monte en galerías que bordea el río, acacias, cina-cinas, talas y algún aguaribay. El acceso es a través de lo que fue la Pulpería La Blanqueada.
 
Pulpería La Blanqueada
 

Esta construcción de más de 150 años que representa una escena típica de la época; el mostrador enrejado y los gauchos con sus ropas típicas.
Por la galería que comunica con el parque podrá ver una tahona para moler el trigo; procede de la Guardia de Luján y fue donada por la Comisión Organizadora de la Primera Exposición del Trigo al Pan, realizada en Palermo en 1937.
En el galpón siguiente, una carreta colonial, carruajes antiguos y una viga de quebracho de las aguadas existentes en el paso de las tunas sobre el río Areco, de 1875.
El parque de la pulpería se separa del resto por un artístico portón de rejas de hierro perteneciente a la quinta de Guerrico. AI frente, el Museo y Casa de la Estancia.

 
Museo y Casa de la Estancia
 

Esta diseñado por el Arq. E Blaquier Urquiza, reproduce una casa de estancia de mediados del siglo XVIII, con el techo de tejas, el mirador, la galería al frente; todo organizado como un fortín, rodeada por un foso atravesado por un pequeño puente de madera.
Las tejas coloniales del techo están asentadas en barro y paja, con cañas tacuara ligadas con cuero crudo. Se visita primero la Sala de los Escritores.

Sala de los Escritores En donde se destaca el escritorio y silla donde Güiraldes trabajó para traducir el Martín Fierro al inglés. Hay retratos de escritores y, entre otros objetos, puede verse una fotografía de la imprenta Colón, el primer impresor del Segundo Sombra, en 1926. Sigue a continuación la Sala del Estanciero.

Sala del Estanciero En esta sala entre los distintos muebles y objetos se destaca una cama que perteneció a Juan Manuel de Rosas.

Sala del Gaucho encontrará a ambos lados de la entrada los ponchos que pertenecieron al cacique Calfucurá. En las vitrinas, vestimentas criollas, boleadoras, riendas, piezas de astas; en otra vitrina encontrará las prendas de plata de la colección Bidone y el recado que perteneció al Gral. Luis María Campos; en las paredes, marcas para ganado. Entre las pinturas, obras de Mauricio Rugendas y Eduardo Sívori.

Sala Ricardo Güiraldes I en ella las vitrinas centrales muestran trabajos en tiento trenzado, mates de plata y plateados, objetos de suela, marcas de hacienda y otros trabajos de importantes artesanos. En las paredes, la colección de ponchos que perteneció a Güiraldes.

Sala Ricardo Güiraldes II se destaca aquí la colección más importante de este museo, 10 obras pictóricas de Pedro Figari, pintor uruguayo cuyos cuadros se inspiraron en escenas de nuestra tradición; éstos fueron realizados durante su estadía como huésped en la estancia La Porteña , invitado por Manuel José Güiraldes, quien los compró y luego donó al museo. Se encuentran aquí, asimismo, objetos personales de su hijo Ricardo que de él se conservan en la estancia. Las salas siguientes

Alberto Güiraldes y Adelina del Carril de Güiraldes exponen dibujos, acuarelas y óleos. Se destaca un documento que comenta que la idea de Don Segundo Sombra nació en Ricardo Güiraldes por su gran amor por la pampa y su trato íntimo con el gaucho. AI salir encontrará cerca del acceso (y dentro del parque) la Ermita de San Antonio.

Ermita de San Antonio de estilo colonial. La puerta es histórica y perteneció a la vieja chacra de Santa Coloma, en Quilmes, donde acampó el Almte. Whitelocke, jefe de la Primera Invasión Inglesa de 1807. Saliendo del museo, continúe por un camino de tierra hacia el lado contrario al pueblo.

A 500 m encontrará en esquina de campo la Posta El Tropezón.

Posta El Tropezón originalmente posta de carretas, es hoy un lugar de encuentro familiar para pasar el día. Restaurante con menú fijo, organiza espectáculos con caballos y shows con paisanos del lugar. Hay caballos para montar, piscina y un gran parque.

Puede volver al pueblo por el ancho camino de tierra, si llega hasta el final el puente viejo (hoy peatonal) que formó parte del Camino Real al Alto Perú y llevó carruajes y tropillas de carretas desde Buenos Aires a Córdoba y a Salta, Potosí y Lima.

 
Artesanos
 

Esta es una tradición que se mantiene viva en algunas ciudades de la provincia y es una forma de expresión artística con alto contenido cultural. Los artesanos, recogiendo las tradiciones y el folklore, lo recrean a través de su trabajo y de la organización del aprendizaje de maestros a discípulos que perpetúan el oficio. Con motivo del Día de la Tradición , se organiza en esta ciudad desde 1971 la Semana de la Artesanía Arequera. Allí se realiza una gran exposición, donde se puede tomar contacto con objetos y artesanos en platería, trabajos en soga, talabartería, asta y hueso, herrería colonial, manufactura de botas, carpintería colonial y otros. Los artesanos trabajan todo el año y mantienen taller y local de ventas al frente de sus casas.
Algunos fueron premiados por el Fondo Nacional de las Artes por su gran talento y han llegado a ser conocidos internacionalmente, siendo ya una tradición un regalo de esta artesanía para los más importantes huéspedes extranjeros.
Si no llega a la exposición de esta semana, se proyecta una versión reducida con objetos de cada artesano, a realizarse en la Ex-Usina. Cualquier día del año puede empezar un recorrido por el local de Alvear y Alsina, el taller de un maestro platero.

 
Eventos
 

Día de la Tradición segunda semana del mes de noviembre, festejos especialmente programados por temporada; además la Semana de la Artesanía Arequera.

Destrezas muy pintoresco es disfrutar de un espectáculo gauchesco, pero mucho más interesante es entenderlo. Aquí una pequeña ayuda para entrar en este ambiente cultural. Los más comunes son el

Desfile de Jinetes el gaucho, por naturaleza solitario y anárquico, sólo participa de los desfiles con carácter simbólico y recordatorio de la Campaña al Desierto o las guerras de la Independencia.
Los entretenimientos más comunes entre paisanos, infaltables en cualquier fiesta gaucha, son:

Las carreras de sortijas antiguo juego español, se practica entre jinetes y consiste en sacar aros de un arco.

Carrera cuadrera entre jinetes, se la llama cuadreras por medirse las distancias por cuadras.

La Jineteada es una demostración de destreza del jinete que monta un caballo chúcaro (no amansado) y entrenado para voltearlo. Aquí no se pretende amansar al caballo, como en la doma, sino mantenerse el mayor tiempo posible montado.

Atada del Pago de Areco en la segunda semana de abril (confirmar fecha en la ciudad) se celebra como parte del programa del Club Argentino de Carruajes, correspondiendo con la Federación Internacional , con pruebas para carruajes antiguos, almuerzo y espectáculo.
Hay pruebas de presentación, adiestramientos, maratón con obstáculos y de aptitud. Mayor descripción en Turismo Especializado de Guía de Servicios.

Viajoporargentina - Información turística sobre la República Argentina
© 2003- Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723