Turismo en Argentina
Buscar Informacíon
Información general del país
Puerto Iguazú
 
   Apóstoles
   Eldorado
   Leandro N. Alem
   Montecarlo
   Oberá
   Posadas
   Puerto Iguazú
   Puerto Rico
 
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Vinos Argentinos
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jesuitas
   Parques Nacionales
 
 
Al Parque Nacional Iguazú
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Son un sublime capricho de la naturaleza y un patrimonio de la humanidad ubicadas en un marco salvaje y agreste de vegetación subtropical, propia del Parque Nacional Iguazú.

Ubicadas a 610 km de Corrientes, 300 km de Posadas y sólo 18 km de Puerto lguazú, cuentan con un variado servicio de transporte. En el parque existe servicio de alojamiento y gastronomía limitado y exclusivo. La infraestructura básica está instalada en Puerto lguazú.

 

Saliendo del centro de Puerto lguazú (km 0), diríjase al sur por la RN 12, que avanza casi recta. En su primer tramo, la ruta está flanqueada por unos ocho hoteles y complejos turísticos de primera categoría. En el km 6 pasa frente a la Casilla de Informes Turísticos y luego ingresa a la Reserva Nacional Iguazú, con vegetación frondosa y salvaje a ambos lados. Desde el triángulo de derivación en el km 12, la RN 12 continúa hacia la derecha a Posadas y Corrientes. Siga derecho, pasando frente al moderno Aeropuerto Internacional de lguazú, para ingresar en el km 18 al Parque Nacional Iguazú.

 

Parque Nacional Iguazú

 

Luego del peaje en la entrada se llega al Edificio Central de la Administración , que concentra la información y los servicios y desde donde parten los principales paseos a la selva y a las cataratas del lguazú. El Parque Nacional Iguazú es casi el último reducto de la pluviselva subtropical de Argentina a incluye las hermosas cataratas. Fue creado por Decreto N° 64.974 de 1935, siendo uno de los primeros en el país. Su objetivo es preservar la exuberante selva y las cataratas, hoy consideradas una de las siete maravillas del mundo. La selva subtropical misionera, deforestada en gran parte al avanzar la civilización, constituía en su estado natural una prolongación de la selva brasileña meridional.
Este parque alberga más de 400 especies de aves, alrededor de 2.000 especies vegetales y un mundo inconmensurable de insectos, lo que hace de este bioma uno de los ambientes naturales más ricos del país.
El clima es cálido, con temperaturas medias de 15°C en invierno y de 26°C en enero, y una humedad relativa que varía entre 75 % y 90 %. Las lluvias, con un promedio de 2.000 mm anuales, son provocadas por vientos procedentes del Atlántico. Los valores elevados y permanentes de temperatura y humedad relativa convierten esta área en un inmenso invernadero que reúne las condiciones esenciales para la exuberante manifestación de vida vegetal: luz, temperatura y agua.
Esta selva se caracteriza por seis estratos perfectamente identificables entre el suelo y la copa de los árboles más altos:

 

  • Estrato de los Árboles Gigantes o Emergentes Entre ellos se cuentan el guatambú blanco, el laurel negro y la cancharana, además de algunos representantes de la familia de las leguminosas, como el incienso, el ivirá pitá y el rabo molle, con más de 30 m de altura.
  • Estrato de los Árboles Grandes Uno de los miembros más espectaculares de estos estratos es el timbó o pacará (oreja negra), de gran altura y grosor, mientras entre los más llamativos destaca el guapoy. Este último estrangula y asfixia a otro árbol, el cual le sirve de soporte y del cual vive en forma parásita; al final, los restos del árbol original quedan dentro del guapoy, que luego alcanza alturas de más de 20 m y desarrolla una gran copa.
  • Estrato de los Medianos Otras especies de menor tamaño, pero que se confunden en el estrato de los emergentes, son la palmera pindó, el aguay, el laurel amarillo y, en menor grado, el petiribí.
  • Estrato Intermedio Lo constituyen básicamente los renovables de árboles pertenecientes a los estratos superiores, los helechos arborescentes -típicos de regiones tropicales-y los arbolitos de frutas carnosas.
  • Estrato Arbustivo Estos dos últimos se desarrollan en un ambiente de penumbra creado por los estratos superiores, con una gran cantidad de helechos y arbustos entre los que destaca la ortiga brava, una especie de hojas de gran tamaño y urticante al tacto. Además se hallan diseminados en toda el área inmensos a impenetrables cañaverales de 20 a 30 m de altura, con especies como el tacuarembó y el tacuaruzú.
  • Estrato HerbáceoSobre los troncos de árboles grandes y entre los de arbustos y renovales crecen plantas epífitas y varias especies de orquídeas, helechos y bromeliáceas, que incluyen claveles del aire y el caraguatá. También son abundantes los güembés y algunas cactáceas, como el rhipsalis.

La floración ocurre durante todo el año y, por ende, existen siempre variados frutos que sirven de alimento para aves y mamíferos terrestres, como el tapir, la corzuela, la paca, el agutí y el carpincho. El alimento en las copas de los árboles -frutos carnosos, flores, hojas tiernas y abundantes insectos- hace las delicias de mamíferos arborícolas de cola prensil, como las comadrejas, el tamanduá a oso melero, el coendú o puercoespín arborícola, y los monos caí.

De estos herbívoros se alimentan los carnívoros, como el osito lavador o mayuato, el coatí y el hurón mayor.
La avifauna, con sus trinos, movimientos, brillo y coloración, no puede pasar inadvertida. La enorme población de aves, como así también la variedad y cantidad de alimento, hicieron que especies como los trogones o surucuaés, los tucanes y los loros hayan adoptado una dieta fungívora. Otros se alimentan de insectos, en tanto la innumerable variedad de picaflores to hace del néctar de las flores.
Por último, las mariposas, con su enorme variedad y atractivos colores, formas y tamaños, constituyen sin dudas las "vedettes" para los visitantes, quienes se maravillan con los tonos azules metálicos resplandecientes y por los más de 15 cm de tamaño de los ejemplares del género morpho (hermosa). También destacan las colas de golondrinas, denominadas así por poseer colas en sus alas posteriores con complejos diseños y combinación de variados colores.

   
Viajoporargentina - Información turística sobre la República Argentina
© 2003- Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723