Pesca en Argentina
Buscar en el sitio
Información general del país
Pesca en Argentina
Mercedes - Corrientes
Como llegar al lugar
Donde dormir en el lugar
Donde comer en el lugar
Servicios turísticos
Otros servicios
 
 Introducción
 Especies del Litoral
 Especies en ríos
 Especies introducida
 Equipo
 Modalidades
 Diccionario de pesca
 Buenos Aires
 Catamarca
 Córdoba
 Corrientes
 Chaco
 Chubut
 Entre Ríos
 Misiones
 Formosa
 Jujuy
 La Pampa
 La Rioja
 Mendoza
 Neuquén
 Salta
 San Juan
 San Luis
 Salta
 Santa Cruz
 Santa Fe
 Santiago del Estero
 Tierra del Fuego
 Tucumán
 
 
 
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Capital Federal
   Buenos Aires
   Córdoba
   Santa Fé
   San Luis 
   Santiago del Estero
   Mendoza
   San Juan
   La Rioja
   Entre Ríos
   Corrientes
   Misiones
   Formosa
   Chaco
   Jujuy
   Salta
   Catamarca
   Tucumán
   La Pampa
   Chubut
   Neuquén
   Río Negro
   Santa Cruz
   Tierra del Fuego
 
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Vinos Argentinos
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jesuitas
   Parques Nacionales
 
Pescando en los Esteros del Iberá
 
 
 
 
 

 

Los Esteros del Iberá son una región casi desconocida por los argentinos, son una enorme y magnifica área de 1.300.000 hectáreas , conformada por esteros, islas, y aproximadamente siete lagunas. Ubicado en el centro norte de la provincia de Corrientes

 

Durante la salida en donde nos encontramos inmersos en un universo verde, un laberinto infinito que solo los baquianos pueden transitar sin perder el rumbo, allí en donde nos empequeñecemos ante la magnificencia de la naturaleza plena.

Es allí hacia donde nos dirigimos para intentar practicar nuestro exquisito deporte, el intentar tentar a los dorados con equipo de mosca.

Llegamos a la ciudad de Mercedes, ponemos combustible y recorrimos los escasos kilómetros que nos separaban de la estancia del Señor Luis que nos recibió en sus confortables instalaciones; cenamos y con la charla surgieron fotos de gigantescos

Al despuntar el día ya estábamos en marcha, luego de un buen desayuno nos acomodamos en las lanchas de siete metros especialmente equipados para la pesca con plataformas de lanzamiento en donde los enredos no nos causan dolores de cabeza, motores eléctricos para realizar los últimos tramos sin alterar a los peces.

Por fin: a la pesca, retiramos las cañas de los tubos, las armamos a toda prisa, colocamos los reels, enhebramos la línea, mosca a la punta del leader,, falso cast y al agua.

Comienzo a recoger con los típicos tirones, no había traído ni diez metros que siento como si algo desde lo más profundo se empeñase en quitarme la caña de las manos, un escalofrío recorrió todo mi cuerpo y afirmo la caña con todas las ganas, corrida frenética y la tranquilidad del medio es interrumpida por los saltos de este inquieto dorado, el desenlace fue feliz realizando el arrime con sumo cuidado desprendo al pescado que en cuestión de segundos es nuevamente pez, libre en su medio.

Los dorados de la zona difieren de los del Paraná ya que estos poseen una pigmentación amarilla fuerte con un tono verde oscuro, casi negro, en el lomo lo que les da a, mi modesta interpretación, una gran belleza, pudiendo disputarle en belleza a la trucha más pintada; mientras que sus primos del Paraná son de un color amarillo sulfuroso.

Nuestras capturas oscilaron entre los tres y los seis kilogramos aunque en la zona es común cobrar ejemplares mucho mayores. Es muy importante la cantidad de peces que hay en la zona, el pique es constante casi sin interrupciones y dos pescadores cobramos en una sola jornada más de veinte ejemplares, los dorados están por doquier y al avanzar la lancha se ven los lomos de los dorados huyendo hacia las zonas más profundas dejando una inconfundible estela. La biodiversidad de la zona es incomparable en cuanto a los peces podemos encontrar además de dorados, palometas, sábalos, surubiés, pacú, bagres amarillos, dientudos y hasta los extraños San Antonio casi todos cobrables con mosca; en cuanto a fauna hay una inmensa cantidad de yacarés, carpinchos, ciervos de los pantanos y un sin fin de aves.

Combinando todos estos factores seguramente pasarán una gran jornada de pesca como la que vivimos nosotros en ese magnífico entorno en donde nos espera el mejor de todos los anfitriones: la naturaleza en su mayor expresión.

Viajoporargentina - Información turística sobre la República Argentina
© 2003- Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723