Pesca en Argentina
Buscar en el sitio
Información general del país
Pesca en Argentina
Villa Gesell - Buenos Aires
Como llegar al lugar
Donde dormir en el lugar
Donde comer en el lugar
Servicios turísticos
Otros servicios
 
 Introducción
 Especies del Litoral
 Especies en ríos
 Especies introducida
 Equipo
 Modalidades
 Diccionario de pesca
 Buenos Aires
 Catamarca
 Córdoba
 Corrientes
 Chaco
 Chubut
 Entre Ríos
 Misiones
 Formosa
 Jujuy
 La Pampa
 La Rioja
 Mendoza
 Neuquén
 Salta
 San Juan
 San Luis
 Salta
 Santa Cruz
 Santa Fe
 Santiago del Estero
 Tierra del Fuego
 Tucumán
 
 
 
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Capital Federal
   Buenos Aires
   Córdoba
   Santa Fé
   San Luis 
   Santiago del Estero
   Mendoza
   San Juan
   La Rioja
   Entre Ríos
   Corrientes
   Misiones
   Formosa
   Chaco
   Jujuy
   Salta
   Catamarca
   Tucumán
   La Pampa
   Chubut
   Neuquén
   Río Negro
   Santa Cruz
   Tierra del Fuego
 
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Vinos Argentinos
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jesuitas
   Parques Nacionales
 
Pesca en el Faro Querandí

 

 

 

 

 

 

 

 

En una zona agreste, ventosa y de un mar profundo a escasos metros de la playa, que esconocida como "el territorio de los tiburones".

 

Entre la pintoresca Villa Gesell y la hermosa ciudad de Mar del Plata se encuentra el faro Querandí. Una zona agreste, ventosa y de un mar profundo a escasos metros de la playa, que esconocida como "el territorio de los tiburones".

La pesca se realiza desde la orilla y los pescadores llevan sus líneas mar adentro con la ayuda de motos de agua o remontando barriletes y/o globos. El pescador debe informarse o conocer los horarios de las crecientes y bajantes de las mareas. Cuando éstas son altas, los tiburones se acercan a la costa y se los captura a tiro de caña. Incluso en muchos casos, cuando el mar se retira, quedan varados en la arena de la playa, esperando la vuelta del mar para regresar a zonas profundas. Este espectáculo se repite a menudo en la zona y casi siempre es contado por los pescadores locales que deambulan por estas playas en busca de los verdaderos tesoros que ocultan sus aguas.

Sólo hay que esperar que la chicharra del reel empiece a sonar para comenzar una lucha inolvidable. El tiburón comienza a sacar cientos de metros de línea y se dirige mar adentro. En ese instante hay que dar un doble cañazo para que el anzuelo se clave en la dura boca del pez. Cuando éste se siente pinchado, comienza el show: el escualo puede llegar a luchar durante horas hasta quedar totalmente extenuado con tal de no resignar su libertad.

A medida que el pescador logra arrimarlo a la costa, los últimos minutos se vuelven interminables y, más allá del resultado final -que el pez huya cortando la línea o que el pescador logre arrimarlo a la playa- lo importante es que se trata de una pesca con tensión, emoción y adrenalina difícil de olvidar.

El equipo que se utiliza está compuesto por varas enterizas 8 y 9 junto a los reels rotativos Penn Sennator en tamaños 4/0, 6/0 y 9/0, cargados con nailon de 0,60 y 0,70 milímetros de buena calidad. Los anzuelos, del número 10/0 a 14/0, pasan a colgar de un leader de acero de 200 libras que viene de la línea madre, que en muchos de los casos está armada con soga. Para tener una idea, las líneas se encuentran reforzadas en todas sus uniones con cinta, de modo de evitar cualquier dentellada del tiburón cuando intenta zafar del engaño. y vaya si lo intenta. De carnada se usan calamares, caballas, lisas y anchoas.

 
Especies y Horaros de pesca en la zona
Viajoporargentina - Información turística sobre la República Argentina
© 2003- Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723